banner1.jpg

 

Comenzó el curso de actualización del Código

 

Se llevó a cabo el primer módulo del “Curso de Actualización sobre el Código Civil y Comercial de la Nación”, en el Auditorio del Poder Judicial. Dicha actividad se realizó en el marco del Convenio de Cooperación firmado por el Superior Tribunal de Justicia y el Colegio de Abogados de Viedma, la Universidad Nacional del Sur, la Universidad Nacional de Río Negro y el Registro de la Propiedad Inmueble de Río Negro.

En la apertura al curso estuvieron presentes: el Juez del STJ, Enrique Mansilla; el Ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo y el Presidente del Colegio de Abogados de Viedma, Guillermo Ceballos.
 
Mansilla dio la bienvenida a los presentes y dijo: “Me alegra que una vez más el Poder Judicial sea anfitrión de este tipo de encuentros que son horizontales, donde prima el diálogo, la búsqueda de consenso o en todo caso el disenso respetuoso. Para mi los dos momentos de mayor alegría para la función que me toca cumplir son: las actividades de capacitaciones y los juramentos, cuando alguien se incorpora al Poder Judicial o está logrando un ascenso”.
 
“También celebro que una vez más seamos socios con el Colegio de Abogados de Viedma, debe ser uno de nuestros mejores socios en lo que es la capacitación, realmente hemos trabajado mucho. Lo sumo al tema de la conciliación laboral que justamente estamos ahora en la generación de los nuevos conciliadores laborales en este mix de capacitar a nuestros operadores para que sean conciliadores. Entendemos que se logra el objetivo primario del Poder Judicial que es el de pacificar, porque una sentencia dirime un conflicto pero muchas veces no pacifica y una solución concensuada, construida por lo general si lo hace”, finalizó Mansilla.
 

El ministro Di Giácomo señaló que “es muy importante esto de la capacitación continua, porque es una absoluta necesidad para todos en función de nuestra propia dignidad profesional”.

Fundamentó que “no es sólo un tema de conocimiento, porque quien hoy no está en el día a día, tratando de ver cómo evolucionan las cosas inherentes a su función, se va quedando detrás y va perdiendo la capacidad profesional y, por ende, la capacidad resolutiva”.

Agregó que “para los empleados dejar de capacitarse significa entrar en una rutina de tareas que también hace perder esa dignidad humana que nos diferencia del animal de costumbres; las cosas no se pueden hacer más o menos, se hacen bien o se hacen mal, y si no nos actualizamos terminamos vegetando en el lugar en el que estamos y dejamos de cumplir un servicio”.

Ceballos señaló que “entendemos que se crece a través de la capacitación, tendiendo puentes y colaborando en la tarea común, y, en este caso, todos de una forma u otra estamos atravesados por esta modificación del Código Civil y Comercial”.

Indicó que “desde lo institucional, desde el Colegio hemos logrado terminar con la Diplomatura en Derecho del Trabajo y la Diplomatura de Derecho Civil, estamos terminando el Curso de Derecho en Riesgos del Trabajo y ahora abrimos esta capacitación”.

El primer módulo, denominado “Parte General” estuvo a cargo de Mario Zelaya y trató sobre lo referido a: la persona humana y persona jurídica, capacidad, representación, bienes, hechos, actos jurídicos y transmisión de los derechos.

(Créditos: www.diariolapalabra.com.ar y www.rionegro.gov.ar)