banner1.jpg

 

La Dra. Kemelmajer dejó su huella en el CAV

 

El Instituto de Derecho de Familia y Niñez del Colegio de Abogados de Viedma organizó las "Jornadas de Derecho Constitucional de Familia. Reforma del Código Civil y Comercial” las que contaron con la disertación especial de la Dra. Aída Kemelmajer de Carlucci y la presencia de la Dra. Mariel Molina de Juan. Las mismas se desarrollaronen el Centro Municipal de Cultura y enel Centro Universitario Regional Zona Atlántica (CURZA) los días16 y 17 de Octubre.

Las jornadas contaron con la presencia de un gran numero de abogados de la matricula, como así también de profesionales de otras profesiones, integrantes del Poder Judicial, estudiantes,  vecinos y vecinas de nuestra zona.

La Dra. Kemelmajer quien integró la Comisión de Notables encargada de realizar las reformas del Código Civil y Comercial encomendadas por el Poder Ejecutivo Nacional, explicó los alcances de dicha reforma y los beneficios que la misma traerá en nuestra comunidad en miras de generar relaciones sociales más igualitarias.

Al respecto señaló “la línea directriz  del nuevo Código es la constitucionalización del derecho civil. Hay un cambio en la mira. Tuvimos un código que, respetando la tradición del siglo XIX, tenía una mirada patrimonialista. Este Código, en cambio, se enfoca en la persona. Desde esa mirada, las principales innovaciones están en el derecho de las personas y la familia. Incorporamos al Código, por ejemplo, la autonomía progresiva de los niños de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de la ley 26.061; también los derechos de las personas con discapacidad”

Asimismo expresó que “Ningún artículo del Código debe interpretarse en forma aislada. El Código es un sistema de normas y es muy importante el título preliminar, que dispone que todas las normas deben ser interpretadas según la Constitución Nacional y los tratados de derechos humanos; por lo tanto, ningún artículo puede restringir derechos humanos y constitucionales. En el ámbito de la familia, este Código, igual que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, admite un derecho a la vida íntima y familiar con foco en que las personas pueden elegir una diversidad de formas familiares”.

Por su parte la Dra. Molina de Juan, explicó las modificaciones en materia de Derecho de Familia, haciendo hincapié en que se trata de materia muy cambiante. Al respecto sostiene “El Código se adecua a lo que es hoy la familia conforme las pautas de los tratados de derechos humanos. Así, por ejemplo, se reconocen las uniones convivenciales por parte de la legislación civil; se regula la reproducción humana asistida como un tercer tipo de filiación; se permite elegir entre dos regímenes patrimoniales y manejar el divorcio a través de convenios, y se incorpora la noción de autonomía progresiva para los niños; es decir que a mayor grado de madurez, se va restringiendo la autoridad de los padres…”.